El Diablo Debajo de las Aguas Turbias Parte VII – Kim Morgan


El Diablo Debajo de las Aguas Turbias 7

Que es lo que representan estas aguas?  Para mi son los sentimientos y pensamientos tóxicos que llevamos en nuestro interior que producimos como un resultado de la naturaleza pecaminosa uniéndose con las ofensas y heridas que hemos sufrido.  Hay fuerzas diabólicas que desean influir a nuestros pensamientos y sentimientos.  Este es el diablo que se esconde en medio de los escombros de la malas experiencias que hemos sufrido.  Esperando el momento oportuno en que puede provocarnos a maquinar los pensamientos y/o sentimientos mas malos que podemos.  Empezamos heridos y ofendidos, pasamos a ser resentidos y molestos a ser amargados y odiosos y terminamos como personas auto-destructivos o violentos hacia otros o ambos.

A la verdad no es “justo” que pasan cosas en nuestras vidas personales que estén fuera de nuestro control. No es “justo” que los padres abandonen o maltraten a sus hijos. No es “justo” que nos roben en el bus o en la calle.  No es “justo” todo el bullying que hacen.  Justo en este caso me refiero a lo correcto.   Y no es “justo” que nosotros actuamos de maneras similares o aun peores de como otros nos han tratado.  Podríamos decir que hasta cierto punto el pecado y la propensidad de cometerlo es contagioso.  De seguro que nos ha contaminado.

Romanos 3:9 -18 ¿Entonces qué? ¿Somos nosotros mejores que ellos ? De ninguna manera; porque ya hemos denunciado que tanto judíos como griegos están todos bajo pecado;10  como está escrito: NO HAY JUSTO, NI AUN UNO;11  NO HAY QUIEN ENTIENDA, NO HAY QUIEN BUSQUE A DIOS;12  TODOS SE HAN DESVIADO, A UNA SE HICIERON INUTILES; NO HAY QUIEN HAGA LO BUENO, NO HAY NI SIQUIERA UNO. 13  SEPULCRO ABIERTO ES SU GARGANTA, ENGAÑAN DE CONTINUO CON SU LENGUA, VENENO DE SERPIENTES HAY BAJO SUS LABIOS; 14  LLENA ESTA SU BOCA DE MALDICION Y AMARGURA; 15  SUS PIES SON VELOCES PARA DERRAMAR SANGRE; 16  DESTRUCCION Y MISERIA hay EN SUS CAMINOS, 17  Y LA SENDA DE PAZ NO HAN CONOCIDO. 18  NO HAY TEMOR DE DIOS DELANTE DE SUS OJOS.

En lo personal no quiero estar enfermo ni contaminado de algo que proviene del diablo. Todos estamos contaminados en el sentido de que hemos pecado. No conviene resistir el fluir de las aguas vivas de Jesucristo.  El nos quiere limpiar y librar de todo mal.

Romanos 3:22-24 es decir, la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo, para todos los que creen; porque no hay distinción; 23  por cuanto todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios, 24  siendo justificados gratuitamente por su gracia por medio de la redención que es en Cristo Jesús,

Yo quiero lo que Cristo ofrece y si hay algo en mi que lo resiste quiero reconocerlo y entregarlo.

Hablamos anteriormente del arrepentimiento y el perdón de pecados; y como son principales pasos a la libertad y la limpieza en nuestro interior.  También hablamos de la confesión de los pecados y su gran importancia en el proceso. Hoy quiero hablarles de la restitución.

En la confesión de los pecados.  Dos cosas importantes suceden.  Reconocemos nuestro error y reconocemos el valor de otros.  Esto es lo que puede facilitar un cambio verdadero y una reconciliación (perdón) autentica.

A veces no basta solo con palabras sino que hay que tomar acción adecuada para reconstruir o restaurar.  No siempre es posible pero hay muchas situaciones en donde es indicado.

Esto es La restitución y es cuando reconocemos de una manera tangible o practica que hemos hecho mal contra otro y queremos repararlo, restaurarlo, reponerlo o devolverlo.

En el caso de robar- devolver.

En el caso de difamar-aclarar.

En el caso de destruir-reparar.

En el caso de herir- sanar.

Hasta donde nos sea posible restituir?  Hacerlo.  Es un señal o fruto de un verdadero arrepentimiento.  O Cambio de corazón.

Lucas 19:8-9  Y Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: He aquí, Señor, la mitad de mis bienes daré a los pobres, y si en algo he defraudado a alguno, se lo restituiré cuadruplicado.  9  Y Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa, ya que él también es hijo de Abraham;

Jesus lo dijo, hoy ha venido la salvación a esta casa.  La reacción de Zaqueo demostraba que ya no existían aguas turbias en su alma ni un diablo en su corazón.  Sus pensamientos y sentimientos habían cambiado.  Era diferente, era un hombre cambiado.

Si no queremos restituir es un señal de que no todo ha cambiado y que no estamos completamente libres y limpios. Necesitamos revaluar nuestro arrepentimiento, confesión y el perdón.  No podemos tener reservas de algo tóxico en nuestras almas.

No podemos ser libres y limpios hasta que entregamos todo.  No podemos entregar una parte de nuestras vidas a que nazca de nuevo y la otra parte lo reservamos en la vida de antes.  No podemos esperar a que Dios solo limpie una parte del corazón y deja la otra parte para el diablo.  No, Dios no hace obras a medias.  Si reservamos partes para el diablo, todo puede termina bajo la influencia y la contaminación del diablo. Son decisiones las que estamos tomando.

No podemos continuar viviendo con una represa de cemento ante el fluir del Espíritu de Dios.

Acuérdese que antes la represa existía porque:

  1. No sabíamos como expresar nuestros pensamientos y sentimientos.  Pero ahora en Cristo oramos con confianza, formamos amistades Cristianas, Participamos en las consejería Cristiana, el discipulado, la recuperación, los grupos pequeños, reuniones y actividades de Jóvenes.  Tenemos una esperanza.
  2. Para auto-preservarnos. Ahora no es necesario porque entendemos que no podemos salvarnos,  Tenemos que superar la NEGACION y reconocer el poder de Dios en Cristo Jesus.  Es un paso de fe.  Enfrentar la realidad con Dios y Su familia.

Tenemos que renunciar la vida de antes o volveremos a lo mismo.  Ciclos viciosos.

El proceso de Dios nos aleja del diablo, el dolor, y la destrucción.

Restituir es uno de los pasos.  Es muy importante.  Es un paso de fe.

Personalmente conozco a un señor que antes de conocer a Cristo estafo dinero de muchas personas y cuando llego a conocer a Cristo sintió la convicción del pecado, se arrepentido confesándolo y restituyéndolo.  Le costo años para pagarlo todo pero lo hizo.  Dios lo ha bendecido en gran manera y el esta libre de cualquier vinculo o atadura del aquel pecado que había cometido.

En mi vida personal me acuerdo de haberlo hecho cuando entregue mi vida a Cristo y también me recuerdo de las areas de mi vida en donde el Espíritu Santo me mostraba pasos para  restituir situaciones aun después de muchos años y habiéndolo hecho llegar a sentir la libertad, limpieza, y favor de Dios que no había experimentado antes.

No permitas que el temor o la dureza te dominen en esta etapa.  Si realmente quieres ser libre, sano y salvo haz todo lo que puedes para reconciliarte con Dios y con los demás.  Y aquellas cosas en que no es posible hacerlo.  Confía en el Señor.

Dios nos muestra como vivir en ríos de aguas vivas en Cristo Su hijo amado y nuestro Salvador y Señor.

Animo.  En la próxima semana terminamos el estudio.

Bendiciones,

 

"El Diablo Debajo de las Aguas Turbias Parte VII" es una predica elaborada por Kim Morgan y editada para www.predicasparajovenes.com por James Morgan."